Historias Mexicanas

Cuentos y Relatos de México

  • Aumentar el tamaño de la letra
  • Tamaño de letra predeterminado
  • Reducir el tamaño de la letra
Historias Mexicanas

Historias Aleatorias

La muerte de Alfonso de Jesús Casasola y su compadre Rendón

Alfonso de Jesús Casasola era un hijo de puta. Cuando lo recuerdo hoy mirándolo a través del cristal, triunfante y completamente callado en su ataúd de herrajes plateados desearía encontrar una mejor manera de describirlo. Pero era un hijo de puta y no hay más. Lo supe desde que lo vi descargar violenta su arma contra los manifestantes rojillos en aquella fecha memorable de la que nadie quiere hablar. ...
Leer Todo el Cuento...

May Linda

Era común, como todas las noches, escuchar un platicar lejano, perdido entre los ruidos nocturnos del cantar de grillos y ladridos lejanos del vecindario.     La charla se escuchaba amable y cansada, y discurría hasta altas horas de la madrugada. “Gracias, sí”, “Gracias, hasta mañana”, eran las palabras que de manera repetida se alcanzaban a escuchar al final.   En su pequeño cuarto y lleno de viejos retratos, de frente a la salida del sol, dormía May Linda, como le decían cariñosamente sus familiares y vecinos. May Linda, de lento andar, pelo cano, mirada sostenida y 85 años de edad, acostumbraba dormir hasta entrada la noche esperando al último de los moradores de la ...
Leer Todo el Cuento...

Un Monstruo Durmiendo

Cuando era pequeño no entendía porque lo llamaban el Cerro de la Silla. Carecía de patas y de asiento. Nunca pude verle la forma de un respaldo. Para mí, no tenía semejanza alguna a una silla. En las mañanas, metido en el auto que conducía mi padre, con mi corbata apretándome el cuello y el lonche en mi regazo, veía ese enorme cerro de forma intermitente entre las casas, y me parecía más bien un monstruo durmiendo. En mi mente, la cual no sabía la diferencia entre el Antiguo y el Nuevo Mundo, esa montaña representaba aquella época en donde los héroes salían cabalgando de enormes castillos a hacer justicia y rescatar doncellas. En esa época, pensaba yo, algún dragón, cansad...
Leer Todo el Cuento...

Tríptico: Por ti perdí la cabeza

El malestar se conoce como “han” y se refiere a la impotencia para escribir la más vaga sentencia, precisamente cuando la inspiración da vueltas erróneas dentro del laberinto de la mente. La historia entra a un corredor sin salida. Eva Talavera probó redactar su prefacio en el renglón dañado desde varios ángulos, incluyendo exóticos puntos de vista en primera persona o el intruso narrador en off, como se anula el silencio en el cine, pero la novela no adquiría sentido. El título era perfecto: “Los elementos del reino”. Sí, luchaba por oírse fuerte y claro y, con ese esfuerzo, Eva no quiere parecer mil veces callada. Mientras tanto, Literatura se ha vuelto una mala pala...
Leer Todo el Cuento...

EL PERSEGUIDO

Justo en el corazón de Tampico hay un hombre cuyo oficio hoy en día es cosa nula para la modernidad en la que nos encontramos, de hecho la primera vez que supe de él me sorprendió mucho su forma de caminar pues transitaba de un lugar a otro sin dirección alguna como si se encontrara extraviado en una ciudad desconocida o del pasado. Sin embargo, cuál fue mi sorpresa al descubrir por voz de los transeúntes que al igual que yo se detenían a observarlo que en realidad ese hombre toda su vida la había vivido en esta región costera. (Creerá usted lejano lector que mi intención es evidenciar un caso más de los tantos que existen de personas invadidos por la locura en nuestro país p...
Leer Todo el Cuento...

Convivencia en Sociedad

UN DÍA MAS 6 de la mañana, suena el despertador. De un manotazo lo apago. Agonía repetitiva. Un día más inicia. Vuelta a la rutina. Es cosa de no acabar. Lo mismo, siempre lo mismo. La patética rueda en continuidad. Directo al baño, ideal para terminar de despertar. Cómo disfruto el momento. El agua corriendo por mi piel. Refrescante recordatorio de que sigo viva, aunque a veces no lo parezca. Después del desayuno, casi siempre café, inicia el ajetreo. A vestirse y salir disparada. Lidiar con el tráfico de la ciudad, traumático especialmente en las horas pico. Estresante a más no poder. Si ya sabemos, y si...
Leer Todo el Cuento...

Take Your Mama Out

“Now your girl’s gone missin’ and your house has got an empty bed” -Scissor Sisters Tengo ganas de ir al baño, pero mis tacones están atorados en el pasto. No recuerdo ningún baile en Jane Austen en el que sucediera tal cosa. Porque nadie pensaría que es una buena idea tener una boda en el jardín. Una boda de noche, a la que la invitación decía ...
Leer Todo el Cuento...
 

ocasos manzanillo 09 (77).jpg
Banner