Historias Mexicanas

Cuentos y Relatos de México

  • Aumentar el tamaño de la letra
  • Tamaño de letra predeterminado
  • Reducir el tamaño de la letra
Historias Mexicanas

Historias Aleatorias

Sofia

  Los médicos tendemos a pensar en un diagnóstico aun antes de interrogar al paciente, a veces desde la sala de espera. En prácticamente toda consulta, el médico sigue el mismo orden: pregunta al paciente sobre el padecimiento actual, pregunta antecedentes de importancia y explora al paciente. A su vez la exploración se inicia con la observación, pero el hecho es que observamos al paciente desde que entra: al saludarlo o cuando se sienta. Algunas veces, esto basta para hacernos sospechar por qué nos visita.  Una tarde se presentaron Sofía y su mamá a mi consulta referidas por un reconocido neurocirujano. Sofía tenía seis años y una pañoleta en la cabeza, misma que evidentement...
Leer Todo el Cuento...

LA FRONTERA

AQUELLAS OBSESIONES -La una de la tarde…o cerca de la una. Esta oficina, mi camisa blanca, mi corbata Ives saint Laurent haciendo juego con calcetines, saco y pantalón verde musgo, perfume: Boss. Esta oficina no ha cambiado nada, ni un ápice desde que salí a almorzar, bueno, salir, es mucho decir. Hay una cafetería en el tercer piso de este mismo edificio: El Instituto Nacional de Seguros. ¡Claro! Yo tengo mis privilegios, gozo de un puesto importante y podría salir a almorzar, ...
Leer Todo el Cuento...

Diario de un Remilgoso

  8 de agosto Desperté temprano y sin saber para qué; la frase de mal sueño revoloteando como una parvada contando sobre cables eléctricos, estridentismo de segunda mano: “el mayor fracaso está en decidirse”. Recovecos y frustraciones existenciales con el estómago vacío. Si es así, mi mayor fracaso será levantarme, un trabajo mal pagado y autómata, una mujer que no sabe aún que en vez de amor está pidiendo éxito y dinero. ...
Leer Todo el Cuento...

De la Anzures a Toluca...

Acá en Toluca no pasa nada, creía que era mejor, la ciudad se veía mejor cuando venia de la Capital. Desde luego, cómo comparar una ciudad con otra, son tan cercanas y tan diferentes; ambas capitales, pero nada que ver. Acá en Toluca aún se siente la nostalgia de su pasado, un pasado de no más de 40 años, cuando decir Lerma era decir: popocha, acocil, ranas, fin del mundo. Quienes pasaban esas fronteras eran muy aventurados, y solían decir: Trabajo en México... Vaya hazaña -dirían entonces-, cuando los camiones pasaban cada hora y paraban por cada paso de la carretera. Sí, allí por La Marquesa, El Zarco, El Yaqui, y tanto lugar, que solo recordar cada parada ...
Leer Todo el Cuento...

La tortuga carey

 Todavía no amanecía en el mar de La Mancha cuando la bahía fue ocupada por los pescadores. Solitarios, lanzaban sus redes y esperaban mientras el sol adormilado se abría paso en el mar. Todo era silencio. El silencio de la espera; apenas se escuchaba el sonido de la red que caía al agua. Don Marcelo aproximaba lentamente la red a su bote. Todos los días de los últimos cincuenta años, había hecho lo mismo; cincuenta años de pesca, cincuenta años de mar. Los peces chapoteaban al acercarse a la superficie y le recordaban a las ollas que están en pleno hervor. De pronto el hombre se detuvo, la luz del amanecer lo dejó ver que en su red estaba atrapada una tortuga carey.  La Manch...
Leer Todo el Cuento...

La Cueva de la Cherna

Seudónimo: SOÑADOR Amanecía en la bella playa del puerto de Chelen. Un grupo de garzas blancas que habían pasado la noche en unos manglares levantaron el vuelo, en ese momento dos pescadores empujaban hacia el mar una embarcación de fibra de vidrio pintada de rojo y blanco, medía 16 pies de eslora, resaltaba su nombre, “Capitán Rivas”. Los pescadores usaban el sistema de troncos rodantes para mover con facilidad el bote, hasta que la primera ola lo levantara. ...
Leer Todo el Cuento...

La vida en un baile

    Mario Morales lleva un sombrero negro de ala ancha un poco ladeado, camisa roja que contrasta con su traje negro con rayas y zapatos negros con ribetes rojos; tiene el cabello negro, ojos oscuros y piel satinada; hay un toque de malicia en su rostro, como si la vida lo hubiera marcado, no obstante, su elegancia es notable. Sale de su casa ubicada en Norte 72, colonia Díaz Mirón, vive cerca del ferrocarril. A pesar de su corta estatura camina con porte erguido, se dirige al baile anual de los pachuchos que se celebrará en el salón Atzin, a unas cuantas cuadras de su casa. El pachuco fue la figura del hombre mítico que bailaba chachachá, mambo, danzón y vivía del dinero de las ...
Leer Todo el Cuento...
 

Estimado Lector:
Para publicar tus relatos solamente necesitas registrarte en Historias Mexicanas

Regístrate Aquí

Es completamente gratis.

=====================

Buscar


ocasos manzanillo 09 (66).jpg
Banner